AROMATERAPIA PARA LAS FOBIASfobias

Las fobias son miedos intensos y sin fundamento a cualquier objeto, situación, o cualquier cosa. El motivo en si, es totalmente irracional, pero la persona lo vive como muy real y muy intensamente. Es un trastorno de la ansiedad.

Aunque en algunos casos el origen de las fobias está bastante claro, en otros es más difícil dar con la diana. En ocasiones comienzan en la niñez o adolescencia, continuando en la edad madura.

En realidad el objeto del miedo pueden ser tantas cosas como personas existen en el mundo. Aun así, te describiré las más comunes, para que te puedas formar una idea: Al temor a las alturas se le llama acrofobia. Hay personas que temen a los lugares públicos, esto es agorafobia. El miedo a los espacios cerrados es claustrofobia. También puede ser que algunas personas sientan miedo en situaciones normales sociales cotidianas, esto es una fobia social. También hay otras fobias como miedo a la sangre. volar, el agua, los animales, conducir en una autopista, miedo a los túneles, etc.

[useful_banner_manager banners=3 count=1]

 

Una persona que sufre fobias intentará evitar la situación del miedo. A veces es inevitable enfrentarse con la situación que le provoca miedo. En estos casos la persona puede sentir: Temblores, fuerte deseo de huir, falta de aire, taquicardia y pánico.

Entre los tratamientos oficiales para tratar las fobias se encuentra la psicoterapia y los medicamentos.

COMO UTILIZAR LA AROMATERAPIA PARA LAS FOBIASfobias

En la actualidad existen clínicas especializadas en el tratamiento de fobias. Suelen conjugar los tratamientos específicos con otros de carácter más general, dependiendo de las circunstancias y características del paciente.

A continuación te daré una lista de los aceites esenciales que te podrían ir bien. Son aceites que te darán un empujón para afrontar situaciones de miedo.

Aceite esencial de geranio: El geranio es un precioso aceite originario de Egipto. Calma estados agitados de la mente. Relaja y ayudará a liberar la ira y frustración. Aporta seguridad. Te ayudará a disipar la ansiedad y el estrés.

Aceite esencial de ciprés: Relaja, disipa la ira, reduce el estrés y equilibra las emociones. Evapora la tristeza e indecisión. Aporta estabilidad y cohesión. Ayuda a fluir y aceptar los cambios en la vida.

Aceite esencial de vetiver: Nos brinda apoyo en problemas psicológicos, para superar miedos, estrés, shock y pánico. Tradicionalmente utilizado en la limpieza del aura. Mejora la salud mental y también física.

Aceite esencial de salvia: Equilibrante y calmante para la mente. Relaja y da vigor a la vez. Eleva el estado mental y emocional. Combate la ansiedad y la depresión. Equilibra los estados mentales cambiantes, la confusión emocional y la indecisión.

Aceite esencial de bergamota: Ayuda a liberar energía que se encuentra estancada. Como consecuencia de esto se podría transformar la ira, frustración y tensión. Este aceite esencial es antidepresivo. Relaja y a la vez levanta el ánimo.

[useful_banner_manager banners=3 count=1]

Yo diría que para el caso que nos ocupa, una buena técnica para utilizarlos sería mediante el olfato directamente. Lo que nos interesa es darle al cerebro un buen chute de confianza, valentía, determinación y transformación. Y que mejor que con las moléculas terapéuticas de los aceites esenciales, que llegan a las partes mas recónditas de nuestra corteza cerebral.

Así pues, coloca dos o tres gotas de tu aceite esencial favorito en la mano izquierda. Con la derecha frotas la otra mano tres veces, en el sentido de la agujas del rejoj.Esto estimulará la frecuencia energética de los aceites. Te acercas las manos a la nariz y hueles tres veces o más. Con tranquilidad, profundidad y con máxima confianza.

Si estás embarazada o bajo tratamiento consulta a tu doctor.

Si te gustó este post compartelo.

Alfredo Sánchez

concentrados@alfredosandor.com

http://www.concentrados.es

whatsapp 698267757

Comentarios en Facebook

Deja un comentario