ACEITE ESENCIAL DE ENELDO

El aceite esencial de eneldo tiene un aroma mentolado, fresco y especiado que es estimulante, equilibrante y revitalizante. Se comentaba que los antiguos americanos masticaban semillas de eneldo para suprimir su apetito durante los servicios religiosos.

Esta planta se menciona en los papiros de Ebers de Egipto (1550 AC).

En la antigua Roma los gladiadores frotaban su piel con eneldo antes de cada combate. En el listado De Materia Medica, de Dioscórides también aparece reflejado y en la Medicina de Hildegard de Bingen.

Es expectorante, antidiabético, antiespasmódico, antibacteriano, estimulador del páncreas y regulador de la insulina y del azúcar en sangre. Se puede utilizar en casos de diabetes, problemas digestivos, indigestión, estreñimiento, dolores de cabeza, nerviosismo y deficiencias del hígado. En las madres lactantes favorece el flujo lactante.

Cuando lo usamos en difusión con la camomila combate el trastorno con déficit de atención con hiperactividad  y calma el sistema nervioso autónomo.

 

APLICACIÓN DEL ACEITE ESENaceite esencial de eneldoCIAL DE ENELDO

 

Si te lo quieres colocar en el cuerpo puedes poner una parte de aceite esencial de eneldo y otra con un aceite vegetal portador como por ejemplo el de almendras dulces.

También lo puedes inhalar directamente, o difundir mediante un difusor eléctrico.

Te puedes aplicar unas gotas en la zona afectada o en el abdomen, en las plantas de los pies, o en los chakras

Si estás embarazada o bajo tratamiento consulta a tu doctor.

Fuente: Guia Practica de Aceites Esenciales YL.

Si te gustó este post deja aquí abajo un comentario

Alfredo Sánchez

concentrados@alfredosandor.com

http://www.concentrados.es

whatsapp 698267757

Comentarios en Facebook

Deja un comentario